¿Quien no sintió alguna vez cuando estaba comiendo helado o una bebida muy fría un dolor intenso por unos segundos como si se congelaran los dientes?
¿Quien no sintió alguna vez cuando estaba comiendo helado o una bebida muy fría un dolor intenso por unos segundos como si se congelaran los dientes?
Cuando uno consume algún alimento de muy baja temperatura se podría decir que es normal tener un poco de esta sensación de congelamiento dental, pero cuando consumir algo frío o helado se hace intolerable, no lo es.

Ese frío intenso que causa dolor en los dientes, se llama hipersensibilidad o sensibilidad dental, puede ser por varios motivos que vamos a explicar en este artículo y también cómo tratarlos.

¿Cómo percibe la temperatura un diente?

El diente es un órgano vivo, es decir que no son tejidos muertos.
El diente está constituido por varios tejidos entre ellos el esmalte y la dentina. El esmalte recubre la corona y es lo que vemos del diente, es el tejido más duro de nuestro cuerpo. Debajo de él se encuentra la dentina, que forma la parte interna de la corona y forma también las raíces de la pieza dental, también es un tejido muy duro. El esmalte tiene una estructura mineral y no tiene células, pero la dentina si. Estas se encuentran alojadas en tubos microscópicos que recorren desde el exterior de la dentina hasta su interior, en donde se encuentra la pulpa dental. La pulpa dental está constituida por varios tipos de células, tejidos, arterias, venas y el famoso nervio que tanto hace doler a las personas cuando duele una muela y es el encargado de percibir no solo las cosas muy fríassino también otros tipos de sensaciones como lo caliente, lo ácido o lo dulce o el simple contacto con el cepillo dental.
Mucho estarán pensando que cuando consumen o bebidas muy ácidas o dulces no sienten nada, pero las personas que padecen de hipersensibilidad o sensibilidad dental o tienen caries sin tratar si lo sienten.
Desencadenantes de la sensibilidad dental (gráfico de Oral-B)

Este dolor intenso en la sensibilidad dental desencadenado por los factores antes nombrados, se produce durante unos segundos y luego sede, volviendo a una situación normal sin dolor.

Con esta explicación ya estamos explicando las situaciones en donde se siente ese frío tan intenso que duelen el o los dientes , ellos son:
  • Personas que padecen hipersensibilidad o sensibilidad dental pura.
  • Caries o curaciones o restauraciones dentales en mal estado.
  • Hipersensibilidad o sensibilidad dental asociada a la exposición de la superficie de la raíz dental por retroceso de la encía (periodontitis) o pérdida de estructura dental (bruxismo o consumo exagerado de alimentos o bebidas ácidas o cepillado inadecuado)

Toda alteración que se produce sobre el diente y que exponga a la dentina y los túbulos dentinarios que la conforman al medio bucal, posiblemente va a producir una hipersensibilidad o sensibilidad en esa pieza dental.

Dentina expuesta con sus túbulos dentinarios

Hipersensibilidad o sensibilidad dental pura

Está relacionado con una condición propia de la persona en relación a la estructura de sus dientes, en donde estos son más permeables que lo habitual o tienen morfologías que favorecen la percepción de la temperatura. Muchas veces no hay evidencias a simple vista de porque sucede esta hipersensibilidad.

Hipersensibilidad o sensibilidad dental por caries o curaciones o restauraciones dentales en mal estado.

Como explicamos anteriormente, todo lo que expone a la dentina a la cavidad bucal va a aumentar la sensibilidad al frío y en este caso también a lo ácido o dulce o presión. Las caries destruyen el esmalte que protege la dentina y expone la dentina. Además reblandece la dentina haciéndola más permeable aún permitido en mayor medida la penetración de los cambios térmicos u otros factores externos.
En el caso de arreglos en mal estado y al no sellar correctamente la cavidad donde están alojados, hacen que los cambios térmicos lleguen directamente a la pulpa del diente a través de la dentina permeable.

Por este motivo, si sientes hipersensibilidad o sensibilidad al frío o dulce o ácido en algún diente en especial, es posible que tengas caries o una curación deficiente que debe cambiarse.

Hipersensibilidad o sensibilidad dental asociada a la exposición de la superficie de la raíz dental por retroceso de la encía

Toda alteración o enfermedad bucal que produce una retracción de la encía y / o perdida del esmalte exponiendo a la dentina, puede producir un aumento en la sensibilidad dental, especialmente a los alimentos o bebidas frías produciendo esa sensación de congelamiento y dolor intenso.
 
  • Sensibilidad dental y periodontitis: Es una enfermedad de los tejidos que rodean y sostienen al diente: encía, ligamento periodontal y hueso. Existen diferentes estadios y gravedad, en donde la encía se inflama por la placa dental o biofilm dental y produce una perdida del ligamento y hueso que rodea al diente. En los estadios más avanzados de la periodontitis estos tejido se pierden, aumentan tanto la movilidad del diente que hay que extraerlo de la cavidad bucal. Al retraer la encía, el ligamento y el hueso, la dentina de la raíz queda expuesta aumentando la sensibilidad dental. También el tratamiento de esta enfermedad que consiste en raspar la superficie de la raíz para eliminar el sarro y el tejido infectado suele aumentar la sensibilidad dental. Si quieres saber más sobre la periodontitis visita este enlace
Retracción de los tejidos exponiendo la dentina de la raíz
  • Sensibilidad dental y bruxismo: El bruxismo es una fuerza ejercida entre los dientes de ambos maxilares con presión excesiva y frotamiento produciendo diferentes síntomas y alteraciones en todo el sistema masticatorio. Habitualmente es inconsciente y se produce de noche. Si el bruxismo persiste durante meses o años, se produce desgastes en la estructura del diente exponiendo la dentina y aumenta la sensibilidad o hipersensibilidad dental.
Desgaste dental por bruxismo
  • Sensibilidad dental y desgaste dental por alimentos ácidos o cepillado dental inadecuado: Un cepillado dental inadecuado pude producir las retracción de la encía y con ella una exposición de la raíz favoreciendo el aumento de la sensibilidad dental especialmente al frió. Cuando hablamos de cepillado inadecuado nos referimos a una técnica deficiente, realizarlo más de tres veces por día, utilizar mucha presión sobre el cepillo o ser muy agresivo en su uso, utilizar sustancias abrasivas, usar cepillos dentales que no sean suaves y pequeños. En cuanto al consumo de alimentos ácidos, es inconveniente su exceso. Por supuesto que existen alimentos con una alta acidez como el limón, naranja, pomelos, etc.que son beneficiosos para la salud y nuestro organismo, pero su consumo durante varios momentos en el día, puede ocasionar una erosión en el esmalte exponiendo la dentina. Entre los alimentos más nocivos se encuentran las bebidas colas, que son muy ácidas independientemente si tiene azúcar o algún sustituto de esta. También, en enfermedades como la bulimia y anorexia, la continua provocación del vómito desmineraliza fuertemente la superficie dental.
Retracción encía por cepillado inadecuado

Tratamientos para la hipersensibilidad o sensibilidad dental

Dependiendo de la causa u origen de este aumento de la sensibilidad dental es el tratamiento adecuado. En el caso de que la hipersensibilidad dental sea por caries o curaciones o restauraciones dentales en mal estado, el tratamiento indicado es eliminar la caries y realizar una curación o restauración acorde. Si no se produjo ningún inconveniente en la curación de la hipersensibilidad debería haber desaparecido.
En los casos de hipersenbilidad dental pura, debe utilizarse sustancias desensibilizantes que son utilizadas por el dentista en la consulta dental o por los pacientes en sus casas.
El dentista utiliza pastas o geles con alto contenido de flúor que coloca sobre los dientes. También va a recomendar pastas dentales, geles o enjuagues bucales para dientes sensibles, que contienen flúor y nitrato de potasio, que el paciente va a utilizar según las indicaciones del odontólogo en forma diaria en su casa.

¿Cómo actúa el flúor y el nitrato de potasio en la reducción de la sensibilidad dental?

El flúor es utilizado desde hace muchos años en la odontología como remineralizante de la estructura dental previniendo la formación de caries. Para el tratamiento de la sensibilidad dental, el flúor actúa remineralizando la superficie de la dentina y «cerrando» los túbulos dentinarios y disminuyendo la permeabilidad de estos hacia el interior del diente.
El nitrato de potasio, en cambio, inhibe el impulso nervioso de las células que se encuentran en el interior de los túbulos disminuyendo la percepción de frío o dolor.

¿Cuáles son las mejores pastas o cremas dentales para eliminar la sensibilidad dental?

Las mejores pastas o cremas dentales y que seguramente te recomendara tu dentista para la sensibilidad dental, son las que contienen estos dos componentes, flúor y nitrato de potasio. También estos componentes vienen en otras presentaciones que suelen utilizar juntamente con la pasta dental, como es el caso de enjuagues bucales de uso diario y geles que deben colocarse sobre la superficie dental donde se siente la hipersensibilidad dental.

Lo ideal es que un dentista de confianza recomienda cual es la más indicada para cada caso, pero más o menos todas las pasta dentales para la sensibilidad tienen los mismos componentes, siempre y cuando sean de marcas conocidas y probadas. Un consejo es que la pasta dental no sea blanqueadora, ya que estas pastas usualmente son más abrasivas que las comunes para eliminar las manchas del esmalte y al ser más abrasivas, si hay dentina expuesta, la desgasta aún más posiblemente aumente la sensibilidad.
Si la sensibilidad dental no disminuye lo esperada con las pastas dentales, es recomendable utilizar enjuagues o geles bucales desensibilizantes.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¿Hola en que te puedo ayudar hoy?